Categories
Uncategorized

Ciudad de Pekín (Beijing): 15 datos fascinantes

Pekín es la capital de la República Popular China. Es la segunda ciudad más poblada del país y su principal centro cultural. También es la ciudad más china de las grandes ciudades chinas, hermosamente decorada con vecindarios tradicionales, templos milenarios  y palacios reales. Pero eso no es todo. En Beijing hay museos de talla mundial, parques espectaculares, y zonas peatonales llenas de vida. En cuanto a arquitectura contemporánea, Beijing sobresale. Finalmente, la estructura más grande jamás creada por el hombre, la Gran Muralla de China, está a un paso de Beijing. Estos 15 datos interesantes harán que te enamores de la ciudad de Pekín como nos pasó a nosotros.

Ciudad de Pekín Templo

01. Pekín es la segunda ciudad más grande de China

Pekín es la segunda ciudad más poblada de China después de Shanghái. De acuerdo con el último censo nacional del 2010, la población urbana de Pekín era de 16.4 millones. En aquel momento, unos 18.8 millones  de personas vivían dentro de la frontera administrativa de la ciudad. La población de Pekín no dejó de crecer y hoy se estima en unos 20.4 millones de personas. Por ello, la ciudad es una de las más grandes del mundo. La composición étnica de Beijing es homogénea, con un 96% de la población siendo Han. Casi un millón de minorías étnicas están representadas en Beijing. Los grupos más grandes son Manchú, Hui, Mongol, y Koreano.

Centro de Pekín

02. Su nombre significa capital del norte

A lo largo de su historia, la ciudad (Beijing o Pekín) cambió frecuentemente de nombre. El nombre actual se compone de dos caracteres chinos: Bei 北 (norte), y Jing 京 (capital). Consecuentemente, su nombre significa Capital del Norte. El nombre apareció por vez primera en 1403 durante la Dinastía Ming. Querían distinguir la ciudad de su capital del sur, Nanjing. Ahora, de dónde viene el popular nombre de Pekín? Los comerciantes extranjeros que visitaban los puertos del sur de China escuchaban ese nombre y pensaron que era el nombre oficial de la capital. No sabían que los dialectos del sur pronuncian Pekín los dos caracteres que significan Beijing. Hoy en día todo el mundo conoce a la ciudad en español con cualquiera de los dos nombres, Beijing o Pekín.

Ciudad Prohibida de Pekín

03. Pekín ha sido la capital de China durante siglos

Beijing es uno de los lugares del mundo continuamente habitados más antiguos del mundo. La primera ciudad erigida en el lugar, Jicheng, fue fundada en 1405 AC como la capital del Reino Ji. Durante los siglos siguientes los gobernantes de la ciudad no dejaron de cambiar. Así, la ciudad fue la capital de imperios menores, como el Reino Yan y la Dinastia Yuan. Si bien la Dinastía Ming tuvo dos capitales, Beijing fue la principal. La siguiente Dinastía Qing mantuvo a Pekín como su capital. La ciudad fue la capital de la República China hasta 1928 cuando Nanjing obtuvo el título. Tan pronto como terminó la guerra civil China, el Ejército de Liberación Popular capturó la ciudad y convirtió a Pekín en la capital de la República Popular China.

Templo de Pekín

04.  La Ciudad Prohibida fue el centro del país por casi 500 años

Los Emperadores Reales del China vivieron en la Ciudad Prohibida de Beijing por unos 500 años. El lugar era su residencia oficial, al igual que el centro político del país. Un millón de trabajadores la construyeron entre 1406 y 1420. La mayoría de edificios es de madera, con elementos de mármol y ladrillo. Un total de 24 emperadores vivieron en la ciudad, 14 de la Dinastía Ming y 10 de la Dinastía Qing. El último emperador chino abdicó en 1910 pero siguió viviendo en la ciudad hasta 1924. Por ello, la Ciudad Prohibida dejó de ser el centro político de China en 1910. Desde 1925, opera como el Palacio Museo. El museo incluye 980 edificios en un área de 72 hectáreas. Toda la ciudad es grandiosa y delicadamente bella.

Ciudad Prohibida de Pekín

05. Han sobrevivido varias partes de la ciudad antigua

Si bien la Ciudad Prohibida es gigante, es parte de una Ciudad Imperial todavía más grande. La Ciudad Imperial, con sus grandes jardines, era la zona de amortiguación entre la Ciudad Prohibida y la Ciudad Interna. La llamada Ciudad Externa quedaba al sur de la Ciudad Interna. Cada una de estas ciudades contaba con murallas, torres monumentales, y puertas de acceso. Todavía se pueden ver varias partes. El Zhengyangmen o Qianmen era la entrada sur a la Ciudad Interna. La entrada norte era el Deshengmen, mientras que la reconstruida Yongdingmen la entrada sur a la Ciudad Externa. Las antiguas Torre del Tambor y Torre de la Campana, parte de la Ciudad Interna de Beijing, han sobrevivido hasta el día de hoy.

Centro Histórico de Pekín

06. Pekín cuenta con vecindarios tradicionales

La zona alrededor de la Ciudad Prohibida está rodeada de casas familiares y angostos pasillos. Estos tradicionales barrios de Pekín se llaman hutongs. Históricamente, los chinos ricos vivían en hutongs en grandes casas élegamente decoradas, con jardines y pasillos anchos. Desafortunadamente, no ha sobrevivido ninguna. Lo que podemos ver hoy en Pekín son hutongs de clases sociales modestas, de arquitectura simple y patios pequeños. Esto no quiere decir que no sean preciosos. Las casas dentro de los hutongs se llaman Siheyuan o casa con patio. Una casa con patio típica de Beijing tiene cuatro edificios, uno en cada dirección cardinal. Originalmente, una familia vivía en cada Siheyuan, pero hoy la mayoría son compartidos. Los hutongs más notables en Beijing quedan al norte y al sur de la Ciudad Prohibida.

Hutong en Pekín

07. En Pekín hay más de un centro

Si bien Pekín si tiene un centro, este no lo parece. El epicentro de la ciudad es la famosa Plaza Tiananmen. Hasta 1989, era el lugar para socializar y protestar. Desde ese momento, el acceso a la plaza está limitado, las reuniones prohibidas, y solo los eventos ceremoniales permitidos. Cuatro edificios monumentales rodean la plaza: la puerta Tiananmen a la Ciudad Prohibida al norte, el Gran Salón del Pueblo al este, el Mausoleo de Mao Zedong al sur, y el Museo Nacional de China al este. Lo más cercano a uno centro convencional es la calle peatonal Wangfujing, poblada de tiendas y de lugares dónde comer comida deliciosa. Toda la zona alrededor de Wangfujing es la preferida de a gente local los turistas para pasear.

Plaza Tiananmen Pekín

08. Los sitios históricos más importantes están en Pekín

Como Beijing fue la ciudad más importante de China durante siglos, sus sitios históricos son los más grandiosos del país. Además de la Ciudad Prohibida, el sitio histórico más importante es el Templo del Cielo. Los Emperadores iban al templo a pedir por buenas cosechas. Un parque gigante rodea al templo. Otra propiedad real de proporciones colosales es el Palacio de Verano, al noroeste de la ciudad. En el palacio está el jardín imperial de la Dinastía Qing. La Mansión del Príncipe Gong es un edificio majestuoso. Nuevamente, su jardín sobresale. Otro templo fascinante es Yonghe o el Templo Lama, el templo de Budismo Tibetano más grande de Pekín.

Ciudad Histórica de Pekín

09. La arquitectura moderna es fabulosa

Quizás Shanghái sea el epicentro de la arquitectura moderna en el país, pero la de Beijing no tiene nada que envidiarle. Además del Complejo Olímpico, hay varias estructuras monumentales nuevas impactantes. El Gran Teatro Nacional de China del 2007 es el teatro más grande de China. Su forma semi elíptica es el resultado de las limitaciones de altura impuestas por las autoridades. El nuevo pabellón de la Librería Nacional de China del 2008 fusiona elementos tradicionales chinos con materiales modernos. Las oficinas de la cadena estatal de radio televisón CCTV del 2012 capturó la atención del mundo debido a su inusual forma. Esta joya de la arquitectura moderna de Beijing es conocida coloquialmente por los locales como los pantalones.

Gran Teatro Nacional de China en Pekín

10. El Parque Olímpico de Pekín es monumental

Probablemente el Parque Olímpico sea la estructura contemporánea más famosa de Beijing. Tan pronto como la ciudad fue elegida como anfitriona de los Juegos Olímpicos de Verano del 2008, todo el país decidió impresionar al mundo. Un total de 28 deportes olímpicos se celebraron en 37 sedes en todo el país. Beijing cuenta con 31 de esas sedes. De estas, 7 están en el gigantesco Parque Verde Olímpico. Un lago sinuoso es el epicentro del parque. Las sedes principales se levantan sobre el lago. La más impactante es el Estadio Nacional de Beijing, una joya arquitectónica de los reconocidos arquitectos Herzog & de Meuron. Debido a su inusual forma, lo llaman el nido de pájaro. Otro edificio que destaca es el Centro Acuático Nacional de Beijing, un cubo enorme cubierto de burbujas.

Centro Acuático Nacional en Pekín

11. Las zonas peatonales son el centro social

Como comentábamos, la plaza principal de Beijing no es comercial. Sin embargo, eso no significa que la ciudad no cuente con zonas comerciales y de ocio. La calle Qianmen, al sur de la Plaza Tianamen, ha sido una importante arteria comercial durante siglos. La arquitectura de los edificios sobre la calle atestigua de la grandeza de Pekín. Otra calle peatonal interesante es la mencionada Wangfujing, con centros comerciales nuevos y un mercado de comida muy popular. Por otro lado, la calle Nanluoguxiang es diferente. Como queda en el medio de uno de los hutongs más grandes de Beijing, tiene una apariencia china. Finalmente, Salitun también tiene una vibrante zona peatonal. Los jóvenes y creativos son asiduos al Sanlitun Soho y al Taikoo Li Sanlitun.

Calle Peatonal en Pekín

12. La cultura es fundamental

La ciudad ha sido la capital cultural del país durante siglos. Varios de los mejores museos de China están en Pekín. El Museo Palacio, parte de la Ciudad Prohibida, es conocido por su extraordinaria colección de cerámica y porcelana. El Museo Nacional de China es uno de los museos más grandes del mundo. Su colección de más de 1 millón de piezas cubre siglos de historia china hasta el fin de la Dinastía Qing. El Museo Capital de Pekín también está dedicado al arte chino. El barrio 798 Art Zone, el distrito artístico más grande de china, consolidó a la ciudad como centro cultural. Se trata de estudios artísticos, esculturas, galerías, y arte callejero distribuidos en una antigua fábrica militar.

13. Los parques de Pekín son increíbles

Una imagen de Beijing debe necesariamente incluir a sus maravillosos parques. Los más famosos son los que rodean a templos y palacios. Sin duda alguna, el más bonito es el espléndido parque alrededor del Palacio de Verano. Otro parque fantástico es Beihai, también conocido como el Palacio de Invierno. El parque más grande dentro de la otrora Ciudad Imperial tiene un lago con una isla y varios jardines. Jingshan Park, al norte de la Ciudad Prohibida, rodea una montaña desde donde se puede ver todo Beijing. El Parque Zhongshan, al costado de la Ciudad Perdida, está poblado de tulipanes. Finalmente, toda la ciudad visita al Parque Yuyuan cuando florecen sus cerezos.

Parques y jardines de Pekín

14. La Gran Muralla China queda a un paso

La estructura más grande jamás construida por el hombre queda literalmente a un paso de Beijing. La sección más cercana de la Gran Muralla china queda a 60 kilómetros de Pekín. La Muralla se construyó para proteger al Imperio Chino del ataque de las tribus nómadas del norte. Si bien varias secciones de la pared se construyeron durante el Siglo 7 AC, el primer emperador de China las conectó en el Siglo 3 AC. Como te podrás imaginar, la muralla fue destruida y reconstruida infinidad de veces. Sus secciones más famosas fueron construidas durante la Dinastía Ming ( Siglos 14 a 17). Se estima que el largo total de todas las secciones de unos 22000 kilómetros (13000 millas). Las secciones de la muralla China que están cerca de Pekín han sido brillantemente reconstruidas.

Gran Muralla China en Pekín

15. El metro de Pekín es el más grande del mundo

El metro de Pekín es el más grande y concurrido del mundo. En los años 50s, las autoridades decidieron construir metro en las cuatro ciudades más grande del país: Beijing, Shanghai, Tianjin, y Shenyang. Sin embargo, la construcción del metro de Beijing recién empezó en 1965. Después de un proceso largo y lento, la primera sección de la línea 1 abrió en 1969, convirtiéndola en el sistema más antiguo de China. Desafortunadamente, solo dos líneas fueron construidas hasta el 2002. Desde ese momento, no se dejó de construir. Con un total de 700 kilómetros de largo, es el metro más largo del mundo entero.

Hutong de Pekín